lunes, 28 de mayo de 2018

SILENCIOS.


SILENCIOS.

*****************************************

Hay silencios de placidez profunda
que piadosos nos  custodian el alma…
Y el silencio que aterido desfallece herido,
cuando las lluvias cantan en el atardecer.

Silencios tan hondos, tan profundos,
tan llenos de silentes caminos y de sombras,
de fríos almanaques y solitarios lechos,
y alargados fantasmas que  nos rondan..

Silencios que nos miran desde el pausado espejo
cuando ensayamos leves del amor las sonrisas,
silencios que en los dedos se vuelven terciopelos
ansiando la templanza de añoradas caricias.

Silencios sepulcrales que sin hablar nos miran,
silencios que son piedras en el jardín del pecho,
silencios temerosos que sin saber esconden
los angustiados gritos que llevamos por dentro.

Yo como niños tiernos de la mano los llevo,
como si fueran hijos de perforados mundos,
y en estas horas hondas de mis melancolías
son lívidas guirnaldas de mi versar profundo.

Silencios demacrados que no logran decirte
de tantos dulces sueños que yacen olvidados,
se fueron por las rutas de noches apacibles
y de silencios hondos mi vida se ha colmado.

Perdóname si doblo de tu dolor la espiga,
 con humildad hincado yo rezaré en silencio,
hundido en un letargo colmado de fatiga
por este amor inmenso que me cubrió de  invierno.

Quizás en un camino te encontraré sentado
en un rincón oscuro, colmado de silencio,
y silenciosamente me miraras callado
sin saber si me quieres o si me has olvidado.

Y silenciosamente te besare las manos
y a pesar de los años que vendrán silenciosos,
y a pesar de las cosas que nos dará el olvido…
¡Quizás en tus dos ojos me miraré extasiado!

…………………………………………

Fabio A. Pabón M.
CURANDERO TANGO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario